Mar 17, 2012

Comportamiento Irracional: Fundando la Nueva Economía

Los estudios económicos de la actualidad normalmente tiene sus bases en el neoliberalismo, el cual refiere a una política económica que pretende reducir al mínimo la intervención estatal, defendiendo el libre mercado  como mejor garante del equilibrio institucional y del crecimiento económico de un país[i].

De ésta teoría subyace la teoría de elección racional, en la cual Milton Friedman expone que todo individuo tiene la capacidad racional, la independencia emocional y el tiempo necesario para elegir lo que mejor le convenga. Implicando que  todos los individuos  toman decisiones racionales, independientemente de la complejidad de la elección que deba tomar. Sin embargo creerlo no lo hace cierto, es decir, no podemos garantizar que los individuos realmente se comportan de esa manera en todo y cada momento.
Esta teoría supone que todos los agentes económicos se comportan igual en la maximización del interés individual,  tanto para demandantes de productos como ofertante de los mismos.
Considerando a los ofertantes no se puede dar evidencia de expectativas racionales robustas. Por ejemplo las cifras de fracaso de las Pymes son abrumadoras en cualquier país. Las estadísticas indican que, en promedio, el 80% de las Pymes fracasa antes de los cinco años y el 90% de ellas no llega a los 10 años. Para los dueños de Pymes, las razones del fracaso son ajenas a ellos, pero los analistas empresariales se orientan más a identificarlas al interior de las Pymes y, en particular, en la capacidad de gestión de sus responsables[ii].
¿Son realmente los empresarios racionales en su decisión sobre qué productos ofertar y en qué mercado? Si es así, ¿Por qué la tasa de fracaso es tan elevada? La evidencia nos inclina a pensar que Friedman está equivocado.
Con respecto a los  consumidores, podemos demostrar que la racionalidad no esta completamente interiorizada a la hora de tomar decisiones económicas, por ejemplo, en un experimento[iii], Ariely et al. crearon un analgésico falso, Veladone-Rx. Una mujer atractiva, vestida con traje de negocios y un sutil acento ruso contó a los sujetos experimentales que el 92% de los pacientes que recibían el analgésico mejoraban su dolor en 10 minutos, con una duración del efecto de hasta 8 horas.
Se les dijo que cada pastilla costaba 1.70 EUR, casi todos los participantes notaron mejorías de su dolor. Sin embargo, si se les hacía saber que el precio era de 0.07 EUR, sólo la mitad notó los efectos. Los efectos también eran más pronunciados para mayor dolor inicial.
Un estudio similar de la Universidad de Iowa mostró que los estudiantes que pagaban el precio completo de las pastillas contra el resfriado común reportaban mejores resultados que aquellos que las compraban a precios rebajados, aun siendo los MISMOS medicamentos!
La razón implícita de la mejora de estos individuos  radica en la creencia que mientras más caro es un producto mejor deben ser sus resultados, la cual es uno de los paradigmas interiorizado en nuestro comportamiento económico de nuestro entorno social. Psicológicamente todos los seres humanos tenemos estructuras racionales implícitas que son adquiridas por factores externos de nuestro propio entorno.
Estos ejemplos dejan en duda la racionalidad por parte de las personas e implican que M. Friedman se equivocó en su teoría,  y que el supuesto de expectativas racionales puede no ser cierto. Todo esto hace tambalear la ciencia económica[iv].
Para construir una ciencia económica más solida se deberá segmentar los grupos de personas con diferentes limitaciones cognitivas para teoriza a partir de esto, basándose en múltiples escenarios del comportamiento económico.
La ciencia económica del futuro deberá primero dar evidencia que las expectativas del mercado son estadísticamente similares y más importante aun, racionales, para poder enmarcar modelos bajo estos supuestos. Tomar en cuenta la realidad con estos nuevos paradigmas, permitirá estudiar el comportamiento económico de los mercado[v] con mayor precisión.



[i]  Salvo ante la presencia de fallos del mercado. J.P. Trujillo,  Los cambios en la racionalidad económica.
[ii]  Dr. Claudio L. Soriano, “Emprendimiento de Pymes”.
[iii] Ariely, D  Predictably Irrational: “The Hidden Forces That Shape Our Decisions”.
[iv] Aunque se debe analizar si estadísticamente estos sesgos cognitivos son o no significativos. Y si se puede suponer que los agentes económicos en el agregado son racionales.
[v] Ariely, D “Are we in control  of  our own decisions?” – Tedx Conference Dic, 2008.

1 comment:

Denise Santana said...

Creo que gran parte del fracaso de las PYMES no está solo en las elecciones racionales o no de los empresarios, sino también el comportamiento de las grandes empresas para acaparar de tal modo el mercado que por más que una Pyme lance un producto innovador, la falta de regulación en la competencia que esperemos cambie con la nueva ley de control de monopolios, hace que cada vez sea más difícil invertir en algo nuevo y se pase a la sub-distribución de productos de empresas grandes.