Mar 28, 2011

Consulta popular del 7 de mayo del 2011

0 comments
Faltando 40 días exactos para la consulta popular del Presidente Correa, habemos muchos que no hemos leído las preguntas. Esta razón ha motivado mi búsqueda de las preguntas para elaborar un documento objetivo y puramente informativo sobre aquello que decidirá el futuro próximo de varios aspectos del quehacer ecuatoriano.

Espero todas y todos coincidan conmigo la importancia de esta decisión. Sin importar las razones detrás de nuestra decisión, es necesario entendamos la trascendencia y repercusiones que puede implicar cualquiera de los resultados. A continuación detallo las preguntas con sus respectivos anexos.

Todos las preguntas y material de este documento fueron obtenidas de la página web http://consultapopular.org/ el día lunes 28 de marzo. Aunque no he podido conseguirlas publicaciones de registro oficial, ni tampoco contrastar esta información con otra fuente oficial queda a discreción del lector evaluar la confiabilidad e imparcialidad de la información.

Para descargar esta publicacion hacer click en http://issuu.com/jjsalcedo/docs/consultaec#download es necesario registrarse, pero es sencillo y no llega spam al inbox. Espero comenten! ;)

Mar 5, 2011

El balde de agua fría: los números de los calefones

1 comments
El gobierno tiene una capacidad única para hablar cuanta cosa irrelevante se le ocurra a fin de evitar los problemas estructurales del Ecuador. El desempleo, la delincuencia, la crisis judicial, la crisis policial, la inversión extranjera y el código de la producción, las preferencias arancelarias, el inicio de periodo escolar; todos son problemas secundarios para el gobierno, los problemas prioritarios (según la lógica del gobierno) son los toros, Carlos Vera, los condones, los invasores, y los calefones.

En este artículo haremos una investigación elemental sobre la decisión del Presidente Rafael Correa sobre prohibir la importación de calefones para agua. Esta investigación, si bien es básica y medianamente informal, pretende resumir algunos de los argumentos de por qué esta decisión no fue bien pensada, ni sus beneficios son los esperados. Abordaremos los principales argumentos que pueden sostener la prohibición de importación de calefones. 

Desde el punto de vista de la sustitución de importaciones (ISI[1]), política económica aplicada por el gobierno ecuatoriano, la prohibición de importaciones de calefones podría favorecer la industria nacional. Un proceso ISI detiene el flujo de bienes del exterior para permitirle a la industria nacional desarrollarse para poder competir en el mercado.

Generalmente un proceso ISI protege a las conocidas industrias infantes, aquellas que no han alcanzado una economía de escala que le permita competir con productores del exterior. Sin embargo, las estadificas de comercio internacional no mienten: ecuador no ha exportado un solo dólar de calefones[2] en los últimos 9 años[3].

La industria de calefones del ecuador, aun si existiera, no está lo suficientemente desarrollada como para considerarla apta para la protección por un proceso ISI. Por lo tanto, un proceso de sustitución de importaciones  no es un argumento válido para la prohibición de importaciones de calefones.

Es probable también que el gobierno, ante el riesgo de tener una crisis de balanza comercial, busque prohibir las importaciones de calefones para nivelar la balanza del Ecuador.

Para lo cual analizaremos cuánto dinero le “cuesta” al ecuador la importación de calefones. En la figura 1 (Importaciones del Ecuador) tenemos el total de importaciones que alcanza el 4 mil millones  de dólares para el primer trimestre del 2010 mientras que las importaciones de calefones alcanza a penas un millón de dólares para el mismo periodo.



Las importaciones de calefones son apenas el 0.024% de las importaciones totales para el primer trimestre del 2010. Y en promedio desde el primer trimestre del 2005 constituye el 0.029% del total, estos valores se hallan en la figura 2 (Participación de calefones, del total de importaciones).

La participación del total de importaciones es tan minúscula que difícilmente el gobierno puede a los calefones un plan serio para reducir el déficit comercial (no petrolero)!


Por lo pronto, el gobierno se ha quedado sin los argumentos de substitución de importaciones y equilibrio de balanza comercial. Otras de las razones para prohibir las importaciones de calefones puede venir por la recaudación de aranceles producto de la importación.

En la tabla 1 (Tarifas a la importación de calefones) se aprecia el arancel que paga cada calefón que entra al Ecuador dependiendo del país de origen.

Y en el figura 3 (Participación proveedores de calefones) se aprecia el porcentaje de participación de los países que proveen al ecuador de calefones. Entre los más destacados están China con 72.34% y Chile con 20.52%[4]. De la tabla 1 sabemos que Chile paga arancel 0% para ingresar sus calefones mientras que China paga arancel 20%.

Tal vez el gobierno busque prohibir la importación de calefones chilenos para favorecer a su nuevo acreedor internacional, pero esto es pura especulación por parte mía. Lo que sabemos a ciencia cierta es que la recaudación por calefones es cercana a 47 mil dólares mensuales. O 564 mil dólares anuales.

Si Ecuador decide también cobrar arancel 20% a Chile la recaudación pudiera subir hasta 63 mil dólares mensuales o 756 mil dólares anuales.

Tarifas a las importación de calefones
País
Ad valorem
Bolivia
0.00%
Argentina
9.80%
Brasil
9.80%
Chile
0.00%
Colombia
0.00%
Paraguay
5.20%
Perú
0.00%
Uruguay
9.20%
Venezuela
0.00%
Promedio resto de países
20.00%



Ahora que hemos explorado los principales argumentos racionales asociados a las consecuencias en el comercio internacional de esta medida, exploraremos los argumentos alternativos, entre ellos:

  • Implementación de tecnologías más limpias
  • Focalización del subsidio al gas
En términos generales la población está de acuerdo con estos argumentos, es consenso mundial la necesidad de tecnologías más limpias. El calefón a gas utiliza un recurso natural no renovable cuya extracción perjudica los ecosistemas de donde se extrae, mientras que la electricidad puede ser generada sin mayores impactos ambientales. Esto, en el supuesto que el plan de gobierno sea sustituir la importación de calefones a gas por su contraparte eléctrica.

Para lo cual es necesario también hacer estudios técnicos que cuantifiquen la generación eléctrica adicional para suplir el incremento en la demanda energética. Asimismo se deberá identificar la limitante de las “horas picos” del uso del calefón porque probablemente el uso del calefón se concentra en las primeras horas de la mañana.

El ex Ministro de energía renovable Alecksey Mosquera índico que el subsidio a la electricidad (por concepto de calefones) le implicaría al estado cerca de 3 millones de dólares[5] que resulta irrisorio contra los 25 millones que tiene que subsidiar por el costo del gas[6].

Si la matemática de esta decisión es tan sencilla, la pregunta es por qué no se tomo la medida antes, o el equivalente, ¿Por qué justo ahora?

El ex ministro Mosquera también señalo que al gobierno le cuesta cada hora de baño un dólar. Como hay 400 mil calefones en el sistema[7] este rubro le representa diariamente 400 mil dólares. Por los 365 días del año es  144 millones de dólares.

No quiero poner en duda los cálculos del ex ministro, pero eso es 3 millones más que lo gastado en publicidad todo el 2008, y adicionalmente, un estudio de la Corporación de Estudios para el Desarrollo CORDES, indico que en el 2008 el subido al gas representaba 1,052 millones de dólares, i.e. cerca del 5% del plan de gasto del estado para el año 2011, pero solo el 6% era para el uso en calefones.

Todo esto que indica que al estado realmente le cuesta apenas 63.12 millones de dólares anuales permitirle a sus ciudadanos bañarse con agua tibia.

Esto nos indica que el ahorro por eliminar el consumo de gas para calentar agua, es relativamente muy bajo. Muy bajo porque planes de acciones (más) serios  como incluir en el Bono de desarrollo un cupón para gas y gradualmente eliminar el subsidio.

Pero si lo que quieren es seguir en el circo mediático, postergando las decisiones para acabar con los problemas de raíz, y eludiendo responsabilidades prioritarias con el país, sigan discutiendo sobre condones, calefones, logos, modelos económicos, invasores, etc.

Al gobierno le viene bien una ducha con agua bien fría. Reacciona Ecuador! ;)



[1] Industrialización por substitución de importaciones, ISI.
[2] Código HS8 841911. Fuente: International Trade Centre, a través de su herramienta informática Trade Maps.
[3] En el año 2001, Ecuador exportó 15 mil dólares de la partida HS8 841911.
[4] Esta participación se calcula como promedio de sus exportaciones de calefones hacia el ecuador en los últimos 10 trimestres. Esto porque los valores trimestrales tenían varianza muy elevada.
[5] El ex ministro no especifico la periodicidad de tal gasto.
[6] Extraído de El Universo, URL: http://www.eluniverso.com/2011/03/02/1/1356/ex-ministro-destaca-ventajas-cambiar-calefones-gas-electricos.html, revisado el día sábado 5 de marzo, 2011.
[7] No se especifica que se entiende por sistema.

Basic Econometric, Chapter 1

1 comments

This document contains my proposed resolutions to the exercises of the first chapter of the book Basic Econometrics (fourth edition) by Damodar N. Gujarati. It hasn't been revised by any scholar, its sole purpose is to practice my econometrics and latex skills.

The first chapter of the book focuses on the visual aspect and causal relationship or regression analysis. There aren't any regressions nor estimation procedures here.