May 11, 2010

Entre leviatanes y salmones: buenas intenciones y políticas incompletas

Como en toda investigación bien realizada, muchas veces terminas leyendo sobre temas algo alejados  al tema central, pero que guardan alguna vinculación particular.

Mientras investigaba sobre regímenes tributarios especiales termine leyendo  varios documentos que hablaban sobre una competencia tributaria entre los países de la unión europea y otros de la OECD.

Un régimen tributario especial se entiende como un sistema de tributación diseñado para algún sector o agentes económico en particular, que dado un grupo de condiciones puede acogerse a algún incentivo tributario. Las autoridades tributarías de varios estados emplean los regímenes tributarios especiales, RTE, para (i) incentivar el cumplimiento tributario (de los agentes formales), (ii) ampliar la masa de contribuyentes (de los informales), (iii) y atraer nuevos contribuyentes (nuevos), entre otros objetivos.

El Servicio de Rentas Internas (SRI)[1], cuenta con su propio RTE: El Régimen Impositivo Simplificado del Ecuador o mejor conocido como RISE. El objetivo del RISE es incluir al sector formal de la economía a todos esos micro-contribuyentes que carecen del nivel formativo para llevar su contabilidad y pagar sus impuestos. Considerando eso el SRI creo el RISE de tal forma que ya no se debe hacer cálculos extravagantes, ni deducciones complicadas, simplemente se debe sumar las ventas brutas del mes y pagar un valor fijo[2].

Indiscutiblemente la iniciativa de formalizar a un sector importante en cantidad y disminuir el tamaño de la economía subterránea dentro del Ecuador[3] es muy plausible y representa un antecedente interesante dentro de la administración tributaria del Ecuador.

Sin embargo, leyendo sobre los “RISEs” que aplican los países desarrollados se puede notar una diferencia importante con aquel del Ecuador: ellos no buscan a los contribuyentes salmones, sino que van tras los leviatanes.[4]



Los salmones son muchos, pero la actividad económica generada es muy baja (asimismo los impuestos generados), mientras que por otro lado los leviatanes son pocos, y generan una gran cantidad de actividad económica (e impuestos). Aquí es donde empieza la competencia tributaria: organismos tributarios de diferentes países ofrecen RTE a inversores extranjeros para que inviertan en su país en vez de otro.

Entonces muchas administraciones tributarias se ven tentadas en ofertar un paquete fiscal más atractivo que el país vecino a fin de atraer estos contribuyentes gigantes. Y así se genera una competencia tributaria entre países para captar mayor inversión extranjera directa.

Sin duda que Ecuador podría aplicar alguna política similar para mejorar el bienestar de la sociedad.

Considero que aunque es imporante formalizar a los panaderos, chicleros, zapateros, tienderos, granjeros, guardianes, etc. opino que mejores condiciones fiscales se pueden alcanzar si se emplean los mismos recursos para cautivar a grandes contribuyentes.

Es lo que este artículo brevemente trata de esbozar: la diferencia de enfoque de una misma política entre países desarrollados y el Ecuador. El SRI hace bien al aumentar la masa de contribuyentes, pero existen políticas, y tendencias globales que no pueden ser ignoradas.

La política de inclusión tributaria está bien, pero parece estar incompleta, así como se invierten recursos en atraer a los salmones, empleemos recursos para atraer leviatanes. No nos quedemos atrás. La diferencia entre permancer en “en vías de desarrollo” y ser una “potencias regional” esta en las políticas que apliquemos hoy.




[1] Autoridad en la administración tributaria para el Ecuador.
[2] De acuerdo al nivel bruto de ventas, no es fijo para todos los niveles.
[3] No por esto son ilegales, sino que el costo de transacción dentro del sector formal son muy elevados para su nivel actual de ingreso.
[4] La metáfora por el tamaño se basa en los ingresos fiscales que pueden generar cada uno de esto contribuyentes.

No comments: