Apr 6, 2010

Esto no tiene nombre

Me es complicado empezar este tema, principalmente, por todas las cosas que están en juego. No es un tema de economía, no se trata de leyes ni del sistema judicial, no es sobre el periodismo, ni los medios de comunicación, esto va mas allá. Esto es la vida de un país, son los derechos y las libertades que gozan sus ciudadanos los que definen el grado de democracia en el que vivimos.

Recién vuelvo de Semana Santa en Ahuano, Provincia de Napo, y recibo con mucho pesar la noticia que Emilio Palacio fue sentenciado a 3 años de prisión y se halla apelando la decisión de la jueza. 

Solo puedo imaginar el tormento con el que se está enfrentando él y su familia; tener a todos los organismos estatales, fiscalías y jueces en su contra por expresar su opinión y hacer su trabajo. Pero esta no es una cuestión de semántica, no es importante si matón es un insulto o su significado es el de la RAE, es un detalle menor.

Lo que es importante aquí es que el nivel de intolerancia del Gobierno convirtió al Ecuador en un país blanco y negro. Tener alguna disidencia con alguien cercano al gobierno es estar en la lista negra. Y es algo que preocupa porque las personas inteligentes no apoyamos a las personas, apoyamos a las ideas. Esto no es sobre si apoyas al gobierno o no, se trata sobre tus convicciones.

Si es de construir carreteras de hormigón aplaudimos la idea; si es de renovar el parque automotriz apoyamos la idea; si es de defender la soberanía del Ecuador lo hacemos, pero si Rafael Correa tiene la idea que “educar” a los periódicos es meter presos a sus escritores, su concepto de gobierno democrático está categóricamente errado.

Y me hallo convencido que esta es la punta del iceberg de la intolerancia: si esto se deja pasar cada periodista, cada opositor, cada persona del ecuador quedara marcada con el miedo a un presidente que se cree gobierno. 

Y esto es algo ya evidente: en algún momento (no encontré el artículo) Emilio Palacio en su columna escribió sobre las amenazas que recibió, y más allá del hecho de denunciarlo, se podía leer con claridad cristalina el miedo en sus palabras, el miedo por su hijo pequeño. ¿Qué estamos haciendo con la democracia? ¿Qué está haciendo la justicia? 

Es la dignidad de una persona, es la vida de una familia, son nuestros derechos, es la estabilidad de un país. ¿En qué momento Rafael Correa perdió el norte? Con mucha tristeza se puede oírlo referirse al tema, convencido que el accionar de la justicia, su justicia, es correcto. No podría haber nada peor que aquel que lastima a otros y no se da cuenta de lo que hace.

La Comisión Iberoamericana de los derechos humanos condeno al Ecuador por la situación de Emilio Palacio, esto es grave, es un hito en nuestra historia y mientras tú y tu papa, tus hermanos, tu familia y tus amigos descansan y ven televisión, la democracia de nuestro país de cae en pedazos.

Solo me queda hacer un llamado a todos para asistir a la marcha del día jueves 08 de Abril a la Plaza San Francisco NO para apoyar a Carlos Vera, sino porque si ultrajan los derechos de uno, mas temprano que tarde se hallaran ultrajando los tuyos. Y entonces no habrá quienes te defiendan a ti.



1 comment:

cesar aviles said...

repeto mucho tu punto de vista salcedo, pero lastimosamente no lo comparto, un punto a favor, no creo que sea para meterlo a la carcel sino multa economica como estipula la ley en estos casos. he aqui el link del articulo por el cual se lo condena al senor:
http://www.eluniverso.com/2009/08/27/1/1363/camilo-maton.html
y aqui otro que quiza te interese:
http://www.youtube.com/watch?v=x84B56eFWwU
en este enlace se muestra el inicio, o una muestra del bajo nivel de la mala oposicion (pues tambien hay oposicion buena y solida en argumentos, que creo que es escencial en el fortalecimiento de la democracia)