Feb 20, 2010

Detrás de la economía

Y de repente lees sobre la inflación, el desempleo, el producto interno, la devaluación de divisas; toda la sección la economía y las revistas especializadas incluyen al menos uno de estas palabras en cada uno de sus artículos. Nos ensenaron que son temas económicos, pero ¿Qué hay detrás de la economía realmente?

La gran mayoría de temas económicos pueden reducirse a las más básicas leyes de la oferta y la demanda, y con una pizca de análisis marginal podemos entender los resultados de los más complicados modelos económicos.

Sin embargo, como Adam Smith lo dijo, excluyendo a los caninos (análogamente todo ser vivo no humano), la economía es un tema inherentemente relacionado con nosotros, los seres humanos. Para muestra 2 botones:

La inflación entendida como un aumento persistente en el nivel de precios, para bien o para mal, es producto de decisiones humanas: la colocación de dinero en el mercado monetario, la respuesta a shocks de producción.

El desempleo o subempleo en sus muchas clasificaciones es producto de la voluntad de trabajar, la educación percibida, la productividad de cada individuo, la rigidez laboral, etc.

Entendamos al ser humano como un elemento vital para el funcionamiento de economía, después de todo, si no estuvieras ahí, no tendría mucho sentido escribir este artículo e indiscutiblemente si no estuviéramos aquí, no habría la necesidad de estudiar la economía, y probablemente el término no existiría.



Más allá de las cuestiones filosóficas que implican la no-existencia del ser humano, debemos comprender que mejores elementos dentro de un sistema generan en sistema mejor.

Si desarrollados personas más emprendedoras aumentamos la oferta de trabajo, si lo conjugamos con personas más capacitadas y despiertas y aumentamos la demanda de trabajo, minimizamos el desempleo y el subempleo y aumentamos el producto interno bruto.

Si desarrollamos personas más prudentes y conscientes disminuimos el componente especulativo del crecimiento de los precios de bienes necesarios. Y consecuente disminuimos la inflación.

Si nuestros gobernantes se vuelven más responsables en el manejo monetario, podemos favorecer el comercio internacional disminuyendo las fluctuaciones cambiarias entre divisas.

Entonces esos títulos que leemos en los periódicos y revistas no son más que la suma de las decisiones de miles y miles de personas y las relaciones que mantienen entre sí. Si crees que la economía de tu país está mal, tu eres parte del problema, lo que debes preguntarte es como ser parte de la solución.


No comments: