Dec 3, 2009

Frases, discursos y sus consecuencias

Días atrás, el presidente aseguro sin chistar que los apagones se acabarían en 15 de Diciembre. Más importante que el hecho que lo dijo sin sustento técnico aparente, son los efectos positivos que tiene esta frase dentro de la economía ecuatoriana. Y es que habrá ocasiones donde los mandatarios tendrán que decir medias verdades, para mantener la calma dentro de un país.

Sin embargo, es inadmisible que desde la boca de un presidente se pronuncien palabras de amenazas hacia sectores particulares de la sociedad, o peor aún, promoviendo y justificando la lucha entre clases, y este es el caso del Sr. Chávez.

Recientemente, Chávez con su manera única de expresarse sentencio que no chistaría en cerrar otros bancos más si tiene que hacerlo. Y más grave aún, Dijo que la burguesía y el pueblo se hallan enraizados en una lucha de clases.

Medir las palabras que se eligen para expresar se importante, mas aun cuando nuestras palabras afectan a varios millones de habitantes, es una pena la situación que pudiera generarse en Venezuela, donde los niños serán los primeros en alienar a sus amigos "burgueses" o "del pueblo". ? Qué clase de valores les estamos inculcando a ellos? ¿Qué relaciones pueden generar si previo a conocer a alguien lo han etiquetado injustamente?

Y esta situación en Venezuela merecen ser analizadas, por las muchas similitudes de nuestros gobiernos, tanto de acción como de objetivos. Ojala y nuestro presidente cada vez que uso su palabra sea para generar tranquilidad y dar esperanza, y no crear confrontaciones ni peleas. Así como una pluma alguna vez mató a alguien, las palabras de un presidente pueden matar a un país.




No comments: