May 10, 2009

Nuestra piolita y Anzuelo

0 comments


Imaginemos un gran lago azul abundante en peces, y nosotros ahí, con nuestra piolita y un anzuelo oxidado tratando de competir con otros países, que cuentan con redes, cañas de pescar sofisticadas e inclusive barcos. No bastara con disminuir la competencia para tener una buena pesca. Habrá que aprender los nuevos artes de la pesca, estudiar el comportamiento de los peces, invertir en cañas de pescar, y construir barcos de pesca.

Con mucho optimismo leo el articulo Nuevos planes surgen tras limites a bienes importados de El Universo del día domingo 10 de Mayo; mas importante que detenernos en un debate sobre si es acertada la decisión del gobierno de haber impuesto cuotas de importación o cuan graves serán las retaliaciones a nuestras exportaciones, es felicitar a las empresas que ven esto como lo que es, una oportunidad.

Aunque es muy temprano para sacar conclusiones y, más aun, cuando las únicas empresas que se han pronunciado favorablemente sobre el tema corresponden a una sola industria [Cosméticos] y otras critican la falta de políticas complementarias para promover cambios reales [Calzados]. Y es a esto lo que me refiero con la metáfora del gran lago azul.

El Gobierno ecuatoriano ha disminuido la competencia temporalmente, porque su decisión tiene, asimismo, implicaciones negativas para nuestros pescadores en lagos extranjeros. Y sin un adecuado control muchos pescadores se colocaran en zonas de comodidad y pagaran caro el precio de sus decisiones.

Espero que todos nuestros pescadores empiecen a equiparse.

May 6, 2009

Olla de Cucarachas

0 comments


Existen varios factores legítimos para evaluar un posible aumento de sueldo, en orden de importancia: el desempeño general de la empresa, la productividad del trabajador, la estabilidad empresarial, los sueldos de la competencia, el tiempo dentro de la empresa, entre otros. Asimismo también hay factores un poco menos auténticos, como: relaciones no-laborales, sobornos empresariales, ahijados y compadres, asimetrías de información respecto al futuro de la empresa y más.

Y de estas situaciones se deriva el nombre del artículo. El presidente Correa firmo un decreto hace ya algunos dias para aumentarle el sueldo al presidente y vicepresidente del Banco del Pacifico. Es muy claro que los sueldos públicos no pueden competir con sueldos de puestos de igual rango dentro el sector privado, sin embargo me es difícil creer que el presidente Correa en su obstinación prefiera triplicarle el sueldo a alguien antes de botarlo a patadas y tildarlo de pelucón.

No es por desmerecer la preparación, los conocimientos y la voluntad de trabajo de los señores Andrés Baquerizo y Félix Herrera, pero si es importante analizar los entretelones de la situación, porque muchas vueltas se han dado en el asunto. De antecedente el presidente Correa despidió a los antiguos directores por los megos sueldos que percibían, hace poco se dijo que el IESS podía comprar el Pacifico y convertirlo en el Banco del Afiliado: Carlos Vallejo, presidente del BCE (único accionista del BP) presentara la próxima semana el proyecto de venta. Y Ramiro Gonzales, director del IESS, ve todo esto como una oportunidad.

Y es que el temor gira en torno a las razones no autenticas para premiar a alguien con un mejor sueldo y las inconsistencias en las acciones del mandatario entorno al tema. Porque si el sistema financiero del Ecuador se ha vuelto una olla de cucarachas, que brilla por fuera pero lo que hay dentro no es bueno, y estos premios buscar silenciar el avistamiento de las primeras cucarachas que han salido, entonces la sorpresa que nos llevaremos no será grata ni mucho menos su precio será bajo.