Apr 25, 2009

Más de lo mismo: Financiando la Ineficiencia



Los países receptores de créditos muchas veces, ante su incapacidad de pago, se ven obligados a solicitar nuevamente dinero a otros organismos internacionales para cubrir los huecos.

Recientemente el Fondo Latinoamericano de Reservas, FLAR, le aprobó un crédito a Ecuador por 480 millones para sumarle a los 500 millones otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y los 500 millones de la Corporación Andina de Fomento, CAF.

El plan de respaldo financiero de Ecuador por casi 1500 millones busca disminuir la brecha fiscal que se ha generado. Considero importante analizar las implicaciones y falacias de la frase “que se ha generado” porque cuando algo negativo se genera se asume un grupo de factores exógenos no favorables; sin embargo este pudo haber sido el año de Ecuador, con un precio de petróleo cercano a los 150 USD, con precios internaciones de materias primas muy elevados, con la moratoria de los Bonos global 2012 y 2030. Y aun con todos los excedentes que se produjeron de esas acciones y escenarios el Ecuador tuvo que recurrir al BID a la CAF y al FLAR.

¿Pero que sucedió entonces con todo ese dinero? Lo estamos viviendo ahora, elecciones, y todas las demás elecciones, para montar un circo de democracia, una burla a la soberanía del Ecuador.

Claro está que cierta parte de ese dinero se ha invertido en carreteras que duraran muchos años, en escuelas olvidadas, en puentes que unen ciudades vitales. Sin buscar desmerito en estas acciones, el balance es negativo: el desempleo se ubica en el 14% y las cifras oficiales del BCE dejaron de ser confiables, las obras se hallan incompletas a espera de nuevos fondos.

La conclusión y razón del título de este artículo es que Ecuador y su gobierno de turno ya tuvieron en sus manos la oportunidad de hacer algo y tuvieron los medios financieros para hacerlo. Y lo despilfarraron infamemente en publicidad oficial, en persecuciones políticas, en insultos, en callar a la prensa, en elecciones. Ojala que los nuevos préstamos traigan recetas realistas y aplicables a la realidad del Ecuador, o que al menos tengan mecanismos coercitivos que no permitan otra vez malgastar el dinero.

No comments: